Skip links

“Sin Jerusalén, nuestra fe sería sólo una historia”: Reunión de Amici di Saxum en Roma

Share

ROMA, Italia – En la tarde del sábado 16 de junio, el auditorio de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, en Roma, se llenó de Amici di Saxum (Amigos de Saxum en Italia), que vinieron para su reunión anual. Este año, los invitados de honor fueron Mons. Pierbattista Pizzaballa, Administrador Apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén, y Mons. Fernando Ocariz, Prelado del Opus Dei.

El centro del evento fue un animado intercambio entre el periodista Alberto Michelini y Mons. Pizzaballa. En un ambiente relajado pero reflexivo, la audiencia disfrutó con sus comentarios llenos de sentido del humor al tiempo que tocaban temas profundos y complejos: la posibilidad de paz en Oriente Medio, el escaso número de cristianos en estos países y las multitudes de peregrinos que siguen acudiendo.

Mons. Ocariz, en sus palabras de bienvenida, agradeció especialmente a Pizzaballa por haber venido a Roma durante prácticamente 24 horas sólo para estar presente en este evento. Recordó a los presentes la historia que hay detrás del nombre de Saxum: que significa “roca” en latín, y que era el apelativo cariñoso que San Josemaría dio a su sucesor, el Beato Álvaro, su colaborador más cercano durante muchos años. También nos recuerda cómo Jesús llamó a Simón “Petrus”, que significa roca.

La difícil situación de Medio Oriente fue un tema recurrente. Cuando se le preguntó su opinión sobre las perspectivas de paz, Pizzaballa medio en broma hizo un gesto de objeción con las manos: “No soy un profeta”, pero continuó con más seriedad: “La experiencia de estos últimos años [refiriéndose a los comentarios anteriores de los moderadores sobre los acuerdos de Camp David y Oslo] demuestra… que la política por sí sola no es capaz de resolver esto. Hay que crear una formación de paz y acogida.” El verdadero diálogo, el verdadero encuentro es absolutamente necesario -continuó- lo que requiere “respeto real, respeto por el otro”.

Afirmó, según ACI Stampa:

“Este es el aspecto hermoso de Jerusalén: si…miramos a la realidad personal y humana, encontramos gente maravillosa, nos enriquecemos mucho en el diálogo. Las relaciones que he tenido con judíos y musulmanes me han cambiado la vida. Hablando del Evangelio, me he dado cuenta de que había preguntas que nunca me había hecho, yo que ya era católico antes de nacer.”

También comentó que “la identidad de Jerusalén no puede ser cuestionada, porque el cristianismo es encarnación y no hay encarnación sin lugar: sin Jerusalén, nuestra fe sería sólo una historia”.
Otro tema, esperanzador e inspirador, fue el poder de Tierra Santa para cambiar la vida de los peregrinos, y la contribución de Saxum a esta transformación. Mons. Ocariz comentó que la recaudación de fondos y la construcción de Saxum fue un claro ejemplo de cooperación internacional e interreligiosa.

Durante el encuentro pudieron ver un vídeo con testimonios de peregrinos italianos que habían ido a Tierra Santa con “Amici di Saxum”. Asimismo observaron “Aquí pasó: Pentecostés“, de la serie de vídeos sobre los Lugares Santos que reciben los Amigos de Saxum.

Además de las palabras del presidente de Amici di Saxum -Aldo Bressi- y el profesor Massimo Caneva, la Secretaria General de la Fundación Saxum -Rosalinda Corbi- informó sobre el estado actual y los proyectos futuros del Saxum Visitor Center, incluido el desarrollo del Camino de Emaús, y pidió oraciones y apoyo para todo lo que el Visitor Center tiene por delante.

Amici di Saxum es la primera y – hasta ahora única- asociación de Amigos de Saxum que se ha creado dentro de un país, y desde el año pasado han organizado con éxito muchas peregrinaciones a Tierra Santa. Esperamos que sirvan de inspiración para los numerosos Amigos de Saxum de otros países, y sean fermento de diferentes iniciativas en apoyo a la Tierra Santa desde todas las esquinas del mundo.

Imágenes: Romasette.it (primera foto), Oficina de Informacion de Opus Dei, Pontificia Università della Santa Croce.

Return to top of page